Information

MÉTODO SCHROTH

Qué es

El método Schroth es el principal método no quirúrgico para tratar la escoliosis utilizado en Alemania. Este método aplica técnicas especiales de respiración que modifican la forma irregular de la caja torácica, desarrolla y fortalece la musculatura del tórax y la columna, corrige su deformidad y disminuye el dolor. Ralentiza la progresión de la escoliosis y mejora el funcionamiento cardiopulmonar. Actualmente ejercen en Alemania más de 2300 terapeutas y el tratamiento lo cubre la Seguridad Social.

El método Schroth fue creado por Katharina Schroth en Alemania en el año 1927. Katharina sufría una escoliosis moderada. Para corregirla, utilizaba un corsé de acero, pero notaba que el corsé no mejoraba su escoliosis, solo le impedía empeorar. Comenzó a buscar otras soluciones para su propia escoliosis y una pelota con una deformación que podría volver a hincharse inyectándole aire, le inspiró y le dio la idea de poder inflar zonas hundidas de su tórax de la misma manera. En 1961, Katharina Schroth y su hija Christa Lehrenert Schroth, abrieron su sanatorio en Bad Sobernheim, Alemania, donde entrenaban pacientes con escoliosis y donde empezaron a crear su propio método de ejercicios correctivos. El tratamiento inicial duró 6 semanas. Los pacientes trabajaban por la mañana y por la tarde, al aire libre si era posible y los resultados eran espectaculares.

En la actualidad el gran trabajo de Katharina Schroth lo continúa el grupo Asklepios Klinik en el mismo Bad Sobernheim. El método inicial, en principio bastante complicado tanto para terapeutas como para pacientes, ahora se ha modificado, es más fácil de practicar, los periodos de rehabilitación son más cortos y no hace falta ingresarse en la clínica, se puede aprender los ejercicios en clases específicas en todo el país.

ANTES

DESPUÉS

Cómo son las clases

Ofrecemos clases presenciales (particulares o semiprivadas) para niños, adolescentes y adultos con escoliosis de Madrid y alrededores. La clase está guiada por una profesional en método Schroth y consiste en realizar ejercicios correccionales específicos para cada persona, dependiendo de su curva (mayor lumbar, torácica, doble mayor).

En clases de grupo se combinan ejercicios de Schroth con ejercicios de Pilates y entrenamiento funcional para mejorar el movimiento del cuerpo completo (pisada, estabilidad lumbopelvica, alineación de piernas, flexibilidad de cadena posterior, ritmo escapulohumeral, etc.)

En las clases de Schroth movilizamos las zonas apicales y estabilizamos las zonas neutras de las curvas. Enseñamos las correcciones de la pelvis y explicamos la importancia de la carga simétrica para las vértebras de columna. Hacemos ejercicios de la respiración para llevar el aire hacia las zonas cóncavas del tórax, mejorando la expansión de dichas zonas. Enseñamos cómo actuar en situaciones diarias, cómo coger cosas del suelo, cómo levantar carga o cómo sentarse en el trabajo.

Para alumnos de fuera de Madrid ofrecemos un curso de mínimo 10 clases de Método Schroth para aprender lo esencial para empezar a entrenar en casa. El horario debe de ser concretado con la terapeuta y después del curso es muy importante seguir viniendo a revisiones una vez al mes hasta asegurar la correcta ejecución de los ejercicios.

Objetivos de nuestras clases

  • Disminuir la progresión de la curva; en niños y adolescentes disminuir la curva.
  • Equilibrar y estabilizar la columna.
  • Hundir las zonas “colina” e inflar las zonas “valle” con ejercicios de respiración desrotatoria.
  • Crear fuerza para mantener la elongación axial, la buena movilidad de la caja torácica y con ello una buena capacidad respiratoria.
  • Enseñar la postura consciente y entrenar para ser capaz de mantenerla a lo largo del día.
  • Disminuir o eliminar el dolor.
  • Evitar cirugía de escoliosis.
  • Para casos de cirugías, tratamientos post-quirúrgicos que mejoran la postura para mantener la estabilidad por encima/debajo de la fusión vertebral y disminución del dolor.

Esperar y observar no es una solución. Actúa y puedes mejorar en cuestión de meses.