Information

Si has empezado tus clases de equitación hace poco y estás frustrada porque la buena relación con tu caballo no acaba de funcionar o te cuesta mantener la suavidad y fluidez montando o si la clase te cansa demasiado y te duele todo después de ella, podría ser que necesitaras un acondicionamiento físico para estar en mejor forma para tus clases de equitación.

 

¿Qué podemos hacer por ti?

  • Enseñarte a mover libremente tus brazos y piernas alrededor de una base estable. Eso eliminará tensión en tu cuerpo y te ayudará a comunicarte mejor con tu caballo a través de una mayor conciencia corporal.
  • Te enseñaremos a mantener una buena integración con el caballo en saltos. Dejarás de exigir tanto a tu caballo y te darás cuenta de cuánto influyes tú en cada salto cuando le sabes acompañar correctamente.
  • Eliminar colapso o rebotes montando. Te ayudamos mejorar la absorción del movimiento del caballo aumentando la movilidad de tus caderas. Eso te ayudará a moverte mejor en la silla y a originar una equitación más ligera y suave.
  • Entrenaremos cómo mantener la posición neutra de la pelvis en diferentes posiciones del cuerpo, que ayudará a seguir el movimiento del caballo en desplazamientos múltiples.

El resultado final generará una buena y respetuosa relación con tu caballo, para que él confíe en ti y que los dos encontréis vuestro propio equilibrio y armonía.